• Bernardo Job

Cantos de aroma azaroso

Hay cantos que sólo existen un instante,

cura de los pies que sobre zarzas han caminado.

Caricias de sosiego sobre cortezas inquietas,

azaroso como la mirada que se cruza con un cometa.

Nadie los escribe porque no se inventan,

no se buscan porque no pertenecen al destino.

Lenguaje para la noble naturaleza,

quien los espera, mejor que viva una vida eterna.

Como nadar en lagos claros,

reino donde se vive la dicha y la honesta riqueza.

Danzas bajo un sol alegre,

en campos frescos donde brota la certeza.

Se incrustan en los orígenes del pecho,

convierten al espíritu en aroma.

Terminan al amanecer,

con lágrimas de anhelo que nunca cesa.

Nardo.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Me quita el sueño

Hay algo que me parece ya aterrador en esta experiencia de confinamiento sanitario. No tiene que ver con el uso de cubrebocas obligatorio que me hace sentir en una película distópica a diario, que cub